COMARCA DE LA GARROTXA

Presentamos otra pequeña comarca de Cataluña por conocer y que dejará muy buen sabor de boca. Hablar de la Garrotxa es hablar de volcanes, es hablar de paisajes. Gastronomía, cultura, historia y actividades para todo tipo de públicos y en todas las estaciones del año.

Goza de una ubicación excelente, relativamente cerca del mar de la Costa Brava, de la capital de Gerona y de las montañas de los Pirineos. La capital y ciudad más importante es Olot, bien comunicada con otro territorio perfecto para realizar otra escapada como es el valle de Camprodón.

La Garrotxa dispone del sistema de volcanes más importante de España, es el denominado Parque Natural de la zona volcánica de la Garrotxa. Algunas áreas están verdaderamente protegidas para conservar tal patrimonio natural y que el impacto humano sea mínimo. Dispondremos de una región dedicada en buena parte al turismo con ofertas hoteleras rurales, campings, granjas, casas de colonias, hostales y una buena relación de restaurantes para todos los gustos.

En el centro de la Garrotxa y a pocos kilómetros de distancia entre si, es donde convergen la mayoría de pequeños volcanes y sitios de interés. Un buen campamento base es la ciudad medieval de Santa Pau, con un pequeño casco histórico que perfectamente evoca a la Edad Media. Que mejor opción que alojarse en alguna casa del siglo XV y disfrutar de algún restaurante local y probar las famosas y tradicionales monchetas o fessols de Santa Pau. Si en cambio somos más urbanitas y de bullicio, quizás conviene pernoctar en Olot, que es otro punto ideal por conocer.

Los dos volcanes más conocidos y fáciles de visitar son el volcán de Santa Margarida y el volcán del Croscat. El primero en una media hora de caminata desde el aparcamiento, a pie de carretera, permite acceder al interior de su cráter. Es una tradicional excursión prácticamente apta para todo el mundo y que dispone de una ermita en el mismo cráter. Así que llevarse unos bocadillos y bebidas para realizar un pequeño pica-pica es la mejor de las opciones.

Para conocer el otro volcán, el Croscat, conviene entrar al camping de Lava, indicado en la carretera. Aquí llegaremos a la zona de aparcamiento y encontraremos un pequeño restaurante y zona de animales domésticos como caballos, conejos, cabras, ponis y alguno más que harán las delicias de los más pequeños de la familia. Desde aquí mismo en un pequeño tren tipo autobús, podemos realizar una excelente excursión por la zona para conocer el volcán, el territorio y obtener buenas explicaciones del guía tanto de la vida local como del fenómeno de los volcanes.

En la zona hay dos actividades importantes que restan por hacer. ¿Porqué no conocer una granja local de producción de yogures?. Aquí en Cataluña casi todo el mundo conoce los yogures “La Fageda”, producidos localmente en el territorio protegido de la Fageda d’en Jordá. Dicha empresa realiza una actividad social con una fuerte estructura empresarial. Es decir, oferta trabajo a persona discapacitadas, en la actualidad unas tres cientas, aparte de realizar diferentes acciones sociales más con este colectivo como habilitar alojamiento, traslados al trabajo y excursiones. La visita merece la pena para aprender de primera mano la fabricación de yogures, mermeladas y helados con una pequeña visita en grupo a las vacas e instalaciones y realizando una degustación de productos. El camino en coche a la factoría es muy bonito por el tipo de paisaje que encontraremos en pleno territorio protegido.

La Fageda d’en Jordá es el típico territorio de naturaleza pura en un sensacional bosque de hayas. Es una parte plana con pequeñas formaciones elevadas en la antigua zona de lava del volcán Croscat. Accesible a pie, en bicicleta o en un bonito carruaje tirado por un fuerte caballo. Evidentemente, esta última, es la mejor manera de recorrer este bosque con un clima especial.

La comarca tiene innumerables opciones más de recorrido. Las rutas de senderismo son inagotables, así como para los más deportistas, existe la llamada vía verde o carrilet, una ruta preciosa en bicicleta de montaña desde Gerona a Olot. Pueblos como Castellfollit de la Roca elevado encima de un corte o cinglera y Besalú, el típico pueblo de postal medieval, son destinos que hay que descubrir. Según gustos o planes las opciones pueden complementarse con visitas a la vall d’en Bas, la vall de Bianya, la vall del Bac o el lago Bañoles, aunque ya este último en la comarca del Pla de l’Estany.

Valle de Camprodón

La Garrotxa está a dos horas en coche desde Barcelona. Olot es la capital de la comarca y además, relativamente próximo, quedan otros lugares excepcionales para visitar. Y si alguno quiere comer con una relación calidad/precio excelente, que se manifieste ¡contactando con nosotros!. El aeropuerto más próximo es el de Gerona.