ISLAS BALEARES

Menorca; solitaria en invierno y ajetreada en verano. Un destino turístico muy importante para los habitantes de la Península Ibérica en vacaciones. Posiblemente una de las mejores islas de España porqué tiene todos los condicionantes para cualquier viajero en términos generales.

La isla es relativamente pequeña, las dos ciudades más importantes que son Mahón y Ciudadela, están a menos de una hora de distancia. Existe una carretera principal que comunica ambas ciudades situadas junto al mar. Destaca también la localidad costera de Fornells, con buenos restaurantes y con la caldereta de langosta como plato principal. También conviene subir al punto más alto de Menorca, el monte Toro. Esta montaña tiene la friolera de tres cientos cincuenta y ocho metros de altura. Está ubicado en Mercadal y en el mismo centro de la isla.

A partir de aquí, la isla ofrece playas y calas excelentes con aguas claras y limpias. Algunos lugares de baño con accesos fáciles en coche, y en otros casos, más complicados por carreteras hasta terciarias estrechas y caminos de arena.

En Menorca para encontrar la playa idílica o más virgen, es necesario caminar mucho, ahora bien, el placer y gusto será máximo. La isla hay que dividirla en la parte sur y parte norte. Abajo playas y calas de arena blanca con pinos hasta prácticamente el agua. Una zona más conveniente en día de fuertes vientos en el norte.

Por contra, en la parte superior, descubriremos zonas de baño más abruptas con más rocas y hasta barros naturales. En días soleados y de nulo viento, visitar esta zona es muy agradecido y bonito. Al acceso en determinados lugares es difícil y hay que andar una buena distancia desde el aparcamiento, hasta media hora o más.

He visitado Menorca en dos ocasiones, una de ellas haciendo una ruta en bicicleta bordeando toda la costa de la isla por el conocido “Camí de Cavalls“, el GR-223. Así que conozco gran parte de la costa de la isla, exceptuando algunas zonas imposibles de recorrer en dos ruedas.

Camí de Cavalls

SUR DE MENORCA


Desde Ciudadela a Mahón, de oeste a este, vamos a destacar las mejores calas para el momento baño. Algunas tienen mejor acceso, incluso pueden estar señalizadas las más famosas. Otras en cambio, es necesario aparcar y caminar, cuidado en meses de verano y de aglomeraciones que algunos aparcamientos cierran por demasiada afluencia de coches.

Playas de Son Saura: con fácil acceso y aparcamiento. Compuesta de dos pequeñas calas.

Son Saura

Cala Turqueta: muy famosa y muy solicitada. Aparcamiento cercano y caminar un cuarto de hora.

Cala Macarella y Macarelleta: otra destacada y conocida, la más turística. Dos calas conectadas por un camino de escaleras con servicio de bar en Macarella. Aparcamiento a veinte minutos caminando.

Cala Mitjana: excelente y concurrida. Desde el aparcamiento quedan veinte minutos de bajada.

Cala Escorxada: solitaria y espectacular. El acceso tiene una hora de camino desde diferentes aparcamientos.

Cala Galdana con todo tipo de servicios, la playa de Binigaus y cala en Porter, donde está la famosa “Cova d’en Xoroi“, pueden ser otros puntos a destacar en la visita a Menorca.

NORTE DE MENORCA


Antes de llegar al norte, en el Parque Natural de S’Albufera des Grau, en la zona este y por encima de Mahón, hay tres lugares excepcionales. La cala Tortuga, la cala Presili y el faro de Favaritx. Recuerdo observar desde una montañita el conjunto y quedar grabado en la retina. Mucha belleza en poco espacio. No volved a vuestros domicilios sin pasar por esta ubicación. Para alcanzar estas playas hay que pasar por el cabo de Favaritx y andar por el camí de Cavalls durante un cuarto de hora.

Ahora de este a oeste, la lista de las mejores calas del norte de la isla donde hay otro cabo interesante por conocer. El cabo de Cavallería.

Playa de Cavallería: espectacular. Aparcamiento cercano y fácil acceso.

Playa de Binimel·la: tranquila y bonita. Aparcamiento próximo y bar a cinco minutos. Acceso en coche difícil.

Cala Pregonda: comentan la mejor cala de Menorca. Acceso en no menos de treinta minutos caminando.

Cala Pilar: soberbia. Con baños de barro. Acceso desde el aparcamiento a tres cuartos de hora andando.

Cala Algaiarens: Bonita. Cercana a Ciudadela y aparcamiento muy próximo.

Y así queda el listado de las mejores calas de Menorca. En el sur playas de arena fina y blanca con aguas transparentes. Cala Macarella, cala Mitjana y cala Escorxada son fundamentales y visita obligada. En el norte playas abruptas con rocas y arena de color rojizo. No hay que olvidarse de cala Presili, playa Cavalleria, cala Pregonda y cala Pilar. Y ahora, puedes indicar dejando tu comentario, tu apuesta ganadora. A veces no es necesario viajar al mar Caribe, en casa hay verdaderos lujos.