COLLIOURE

Antes de adentrarnos en el destino prioritario del viaje, pasamos una noche en el pueblo de Collioure, situado en la región de Languedoc–Roussillon y en el departamento de Pirineos Orientales. Está enclavado en la llamada Côte Vermeille.

Una vez pasada la frontera con el país Galo, uno de los primeros pueblos de costa que encontramos es Collioure, un destino ideal para bañarse en aguas francesas y degustar los productos típicos locales como son las anchoas. Además de pasear por toda la costa observando los lugares más bonitos como la iglesia de Notre Dame des Anges, el castillo Real y todas sus pequeñas playas de piedras.

La oferta de esta pequeña población es un agradable casco antiguo repleto de pequeñas callejuelas con estupendos comercios, bares y restaurantes. Otro interesante recorrido es subirse al pequeño tren y realizar un paseo por el fuerte St. Elm, donde divisaremos la bonita bahía de Collioure e incluso llegaremos al pueblo vecino de Port-Vendres.

En el cementerio de la población está la tumba de Antonio Machado, que murió en el exilio en esta localidad ataviada de flores y detalles.

Barcelona (ESP) -> Collioure -> 181 km