VIENA, PRAGA Y BUDAPEST

Tres atractivas ciudades por conocer en el centro de Europa, todas capitales de país y con el denominador común de ser antiguas ciudades imperiales. Un recorrido inolvidable en un circuito completo de una semana o en solitario por partes, es indiferente. La belleza radical de cualquiera de estas ciudades quedará siempre en nuestras mentes.


Viena como capital de Austria, la sede del antiguo imperio Austrohúngaro y hasta de la música clásica. Señorial y elegante con el anillo más monumental del continente, el Ringstrasse. El parlamento, el ayuntamiento, la bolsa y diversos museos tienen las instalaciones en esta gran avenida circular.

Un paseo por la parte peatonal visitando la catedral de San Esteban, el palacio Hofburg y calles excitantes como Graben o Karntner Strasse es prioridad absoluta. Conviene alejarse un poco para visitar el mercado del Naschmarkt o el edificio del controvertido artista Hundertwasser. Para acabar recomiendo acercarse encarecidamente a la residencia de verano de Francisco José y Sissi en el palacio Schonbrunn, un recinto memorable. Y ya que estamos quizás hay que visitar el parque de atracciones Prater y subir a la famosa noria.

Descubre Viena al completo

¿Quieres realizar el mejor recorrido por Viena y degustar los productos más típicos como la tarta Sacher o el Wiener schnitzel? A tan sólo un golpe de ratón.


Praga es la capital de la República Checa. Tiene muchos nombres y apodos, hay que dejarse absorver por una de las ciudades más mágicas y hermosas de Europa. Con monumentos y rincones únicos, descubriremos el puente de Carlos sobre el río Moldava y la plaza Vieja de la ciudad como elementos más representativos.

El barrio judío con la visita a las sinagogas significa retroceder a la Segunda Guerra Mundial en una época oscura y gris. Un poco más lejos en la plaza Wenceslao pasaremos por lugares de revueltas en un centro neurálgico importante de la capital. Cruzando el río y en el barrio de Mala Strana hay edificios antiguos de enorme belleza y está el castillo de la ciudad con monumentos históricos.

Recorrido por Praga

¿A que esperas para conocer el teatro negro o las marionetas? La cerveza es muy barata y la comida está genial. Preparate para alcanzar una ciudad inolvidable.


Budapest es la gran capital de Hungría. Ser seguramente la ciudad más bonita de Europa no es fácil. Dividida en los barrios de Buda y Pest, separadas tan sólo por el gran río Danubio, tiene los factores necesarios para destacar. Puentes impresionantes sobre el río, mercados tradicionales y avenidas históricas son algunos de los alicientes de la visita a la ciudad.

La plaza de los Héroes en el parque de la ciudad es la más importante y grande haciendo referencia a siete lideres magiares que fundaron Budapest. El barrio judío y el barrio cultural no están muy lejos, son los más vanguardistas y reúnen las actividades culturales para todo cliente junto con los restaurantes más económicos.

La colina de Buda es un espacio único con vistas que quitan el sentido del parlamento de Budapest y de la basílica de San Esteban. El mejor lugar para parar es el bastión de los Pescadores, punto de observación ideal. Quedan muchos sitios por visitar y para ello es necesario llegar a Hungría.

Budapest espera

Prueba las aguas de cualquier balneario. Degusta los platos como el goulash o el pollo a la "paprika" y dulces típicos de la comida húngara. Déjate llevar por Budapest.