A LA PLAYA DEL MACAO

En este tipo de viajes a países donde el agua es de alguna manera de dudosa potabilidad, antes o después es posible caer en problemas estomacales. Todo dependerá de nuestra resistencia. El último par de días estuve realmente mal pero a pesar de eso pudimos realizar una actividad excelente para poner el broche final a las excursiones por la isla. Al final realizamos tres estupendas excursiones y el resto de días aprovechando y disfrutando del complejo vacacional al completo. Creo que se trata de eso en un viaje a cualquier parte del Caribe, un poquito de descanso y un poquito de movimiento.

La actividad contratada trataba de realizar una vuelta en quad de varias horas por el entorno de una de las playas más atractivas de Punta Cana como es la del Macao. Aquí incluso entraríamos en una pequeña cueva sin demasiadas pretensiones aunque con baño posible y básicamente el objetivo era disfrutar del solecito del atardecer en esa mágica playa.

Como ya he comentado en alguna ocasión, la ruta del hotel hasta el punto de partida es siempre interesante contemplando un poco la vida cotidiana de los dominicanos al circular con el autocar abierto. Este es siempre un detalle para mi importante que aporta información a la expedición.

Tanto en la cueva como en la playa, tuvimos tiempo libre para realizar compras, tomar un baño o simplemente relajarnos. En la playa otros viajeros iniciaron un paseo a caballo espectacular. La playa del Macao está situada en un entorno agradable con palmeras, acantilados y con un mar salvaje y cálido. Si quieren la opción de quad más playa, pregunten por Macao y reserven.

Ya para finalizar el diario, ¿Qué nos ha ofrecido la República Dominicana?

  1. Gente amable y agradable
  2. Playas de documentales
  3. Plena naturaleza
  4. Comida y bebida ilimitada
  5. Curiosidades
  6. Estupendos objetos de regalo
  7. Nuevos medios de transporte
  8. Tomar buen ron
  9. Cruzar el charco
  10. Conocer rincones especiales