CALA GONONE

Al llegar poco a poco a la provincia de Nuoro y más especialmente a Dorgali, es evidente que el paisaje cambia enormemente. Estamos en una zona de montaña accidentada y escarpada, entonces además de espacios de playa en cala Gonone y en todo el golfo de Orosei, existen espacios propios para el montañismo. Recorridos por senderos, gargantas y hasta grandes grutas naturales. Un palacio para los escaladores.

La idea y plan principal es aprovechar al máximo los placeres que ofrece el mar. Concretamente en cala Gonone disfrutaremos de calas y playas soberbias. Finalmente, realizaremos una espectacular excursión en lancha para conocer las calas más bonitas del golfo de Orosei y el sistema de encrucijadas de algunas grutas. Impresionante.

Para hacer la excursión en lancha y pasar una jornada verdaderamente excelente, hay que tener en cuenta varios factores

  1. No quedarse sin sitio en las lanchas rápidas donde caben un número limitado de personas. En caso contrario deberemos optar por el barco grande y evidentemente quita gracia al estar más masificado de gente
  2. Tener en cuenta el tiempo y más exactamente el estado del mar. Si hay fuerte oleaje es imposible realizar la excursión. Planificar bien los días y estar atentos al estado general de la meteorología. La única cala preparada para barcos grandes es cala Luna

Así que en nuestro caso, al llegar al puerto e intentar reservar una lancha en las muchas casetas informativas, es imposible debido a la mala mar. Queda rezar para que al día siguiente cambie radicalmente el plan. Con estas noticias, la jornada pasaría por los aledaños de cala Gonone.

Iniciamos la sesión de playa visitando cala Fuili. Una bonita cala accesible por unas escaleras donde hay numerosos escaladores aprovechando las paredes verticales. La cala está muy bien aunque tiene muchas piedras, el mar estaba verdaderamente agitado y mucha fuerza.

En el mediodía estuvimos en la playa central de Palmasera, que incluso tiene una parte que pertenece a una zona privada. Muy bonita, con mucha tranquilidad.

Rematados de sol y de calor, fuimos a ver el acuario de la localidad que es pequeño pero por poco dinero, puedes ver peces tranquilamente y pasar un rato entretenido y diferente. Hasta tocar a la rayas es posible y mucho más con niños.

Para bajar de Dorgali a cala Gonone, hay una carretera de curvas para salvar el gran desnivel entre mar y montaña. Dirección a la gruta de Ispinigoli, por otra vertiente contraria al camino habitual, hay dos calas recónditas en el otro lado del peñón más situado al norte. Cala Cartoe y cala Osalla, bastante tranquilas y de difícil acceso. No son imprescindibles pero con tiempo de sobras está bien observarlas. Además en el camino, por la carretera, hay un mirador brutal de todo el entorno de cala Gonone.


Información! Una jornada tranquila y necesaria en vacaciones. Poco coche y mucho descanso con momentos de baño y de sol. Ratos verdaderamente agradables. Hay opciones para montañistas y ver la cercana gruta de Ispinigoli.