PROVINCIA DE SASSARI

Realizamos una ruta circular básicamente por el norte y el centro de la isla de Cerdeña, las dimensiones de la misma son enormes y las carreteras en general estrechas, exceptuando obviamente las principales vías que comunican y conectan las grandes ciudades.

Dividimos la parte de isla a visitar en cuatro porciones que a su vez son provincias, visitando Sassari (noroeste), Olbia-Tempio (noreste), Nuoro (centro este) y Oristano (centro oeste). De esta manera optamos por dormir en varios alojamientos y hacer rutas circulares para no estar tanto tiempo en carretera. En el caso de la provincia de Sassari, elegimos una especie de alojamiento de turismo agrario en Olmedo, una pequeña población bien asentada y muy cerca de los lugres principales.

STINTINO

En Stintino están las playas (Spiaggia) famosas de “la Pelosa” y “la Pelosita”, con su fotografiada torre, ciertamente atestadas de locales y foráneos. En esta zona se encuentra el capo Falcone, aunque no es el más destacado de la isla. En frente está el Parque Nacional dell’ Assinara, accesible mediante excursiones en barco y quizás con tiempo suficiente, puede ser una gran alternativa visitando una antigua prisión, alguna que otra playa y hasta un burro albino local de dimensiones pequeñas.

La población de Stintino bien merece un alto en el camino. Tiene un bonito puerto, varios restaurantes interesantes con buenas vistas y fotografías por todas las paredes de gente local que trabajo en la antigua atunera del pueblo. Un remanso de paz para salir del bullicio de las playas.

ALGUERO

El Alguero es una ciudad con un casco viejo espectacular donde pasear tranquilamente y contiene un puerto deportivo y unas vistas perfectas del mar. La puesta de sol admirando el capo Caccia es la mejor de las opciones al atardecer.

Aquí encontraremos ofertas de excursiones en barco de diferentes tipos por los alrededores y también para ir a ver la gruta de Neptuno vía mar, la excursión estrella.

Una ciudad en la que bien merece pasar horas con calma y sin prisas prácticamente a cualquier hora del día, aunque es muy recomendable cenar en algún restaurante suculento cualquier producto de la comida italiana.