EL RESORT Y CANCÚN

Sin duda alguna este viaje quedó grabado en la retina, es sorprendente aprender unos mínimos sobre la cultura Maya y visualizar alguna de sus construcciones arqueológicas. Si a todo esto sumamos la belleza del mar Caribe, tenemos un buen cóctel para disfrutar. Altamente recomendable.

El típico paquete turístico es de siete noches y nueve días. El viaje en ambos sentidos tiene una duración de unas nueve o diez horas y luego hay que contar con el cambio horario. Así que, desde la experiencia y el entendimiento, mejor ampliar la estancia a nueve noches y once días porqué cruzar el océano Atlántico es largo y pesado. De esta manera obtendremos más tiempo para el viaje en destino y no tener la sensación de llegar y marchar. Es un consejo.

Hablando del resort, pues lo conveniente es coger un cinco estrellas. Hay infinidad y ya dependerá de la zona que queramos alojarnos para elegir el más óptimo. Es increíble la inmensidad de estos complejos turísticos, las habitaciones con el típico jacuzzi interior, restaurantes para comer a todas horas, la barra húmeda en las piscinas y el exquisito servicio en general. Elegimos nuestras excursiones con el mayorista por razones de seguridad y quizás por inexperiencia.

¿La gran pregunta es?, ¿México por libre o por agencia?. Dada nuestra poca experiencia viajera en territorios más “hostiles”, y el miedo en el cuerpo tanto de posibles policías que les gusta mucho las “mordidas” como de algunas localizaciones de este país, decidimos salir siempre del resort con nuestro mayorista. Es cuestión de gustos pero hay que tener cuidado en México y esto es manifestado por personas nacidas en ese país. De igual manera mucha gente va por libre y no pasa absolutamente nada. No vamos a crear una alarma absurda tampoco.

Una de las tardes y noches fuimos en furgoneta hasta Cancún para conocer el ambiente más bien nocturno y la concurrida ciudad. Entre la Riviera Maya y Cancún, obviamente dependiendo del alojamiento, hay unos ciento diez kilómetros. Verdaderamente notamos cierta inseguridad en la vía pública pero sin meterse en problemas y pasar desapercibidos es suficiente. Aprovechamos para visitar la zona céntrica y un par de discotecas siendo la más destacada donde grabaron una parte de la película “La Mascara” de Jim Carrey. Saben vivir bien la fiesta los jóvenes mexicanos. Hablamos de Cocobongo.

A altas horas de la madrugada regresamos al complejo y para mi lo más destacado es que pudimos contemplar Cancún que está considerada como uno de los destinos turísticos más destacados del país.