ITINERARIO

Desde el puerto de la capital de Túnez, en una escala de aproximadamente ocho horas, visitamos tres lugares típicos. El zoco de la Medina de Túnez, el sitio arqueológico de Cartago y el pueblo encima de un promontorio y con vistas al mar Sidi Bou Said. Quedamos bastante encantados, a pesar de ir en época de conflictos civiles en setiembre de 2012. La mezcla de culturas, más el mar Mediterráneo, hacen de Túnez un lugar ideal.

Túnez

Negociamos un taxi y en unas seis horas recorrimos el itinerario previsto. Siempre estoy atento a todo lo que observo por el camino y al ser una visita a otro continente, mucho más. El zoco de la Medina es un conjunto de calles y pasadizos cubiertos a rebosar de colores y olores, delicadezas para el paladar y compra de utensilios locales. Un gran bazar para comprar entre otros orfebrería y donde los diferentes gremios están agrupados. No notamos sensación de inseguridad ni de agobio por parte de los comerciantes.

Seguidamente nuestro destino fue Cartago, situada a menos de veinte kilómetros, y que en la antigüedad fue una importante ciudad fundada por los fenicios. No quiero explayarme demasiado pero el asentamiento posee un buen museo y ruinas de la época con magnificas vistas al horizonte.

Para finalizar la escala, directos a un pueblo pintoresco con las fachadas de color blanco y azul. En Sidi Bou Said podemos perdernos por sus calles y hacer alguna compra de artesanía local. No olvidarse de degustar un te con piñones. Este enclave tiene también unas bonitas vistas del mar.

Un día sin prisa pero sin pausa para recorrer tres atracciones de Túnez en cinco o seis horas dado que las distancias son muy cortas entre si.


Evidentemente en una escala de crucero pocas reflexiones podemos añadir acerca de un país. Los precios son baratos pero es cierto que no compramos demasiado. Resultó un poco molesto algún jovenzuelo de Sidi Bou Said intentado vender recuerdos del pueblo pero en definitiva notamos seguridad y calma.