VOLKSWAGEN CALIFORNIA BEACH T6

Después de mucho pensar en cuanto a la compra de un vehículo tipo furgoneta, y más concretamente de unas características tan propias como una VW T6, incluida la gran inversión económica, el sueño es ya una realidad.

Así que sin más rodeos, vamos a dejar constancia del estreno de un fin de semana para realizar aproximadamente unos 600 kilómetros por el Principado de Andorra, la comarca catalana de la Cerdaña y las tierras del Capcir y del Conflent en Francia.


ANDORRA

El motivo de alcanzar el país vecino andorrano es únicamente para abastecer la furgoneta de materiales necesarios como una nevera de compresor, oscurecedores para los cristales y un colchón para los asientos. Los precios son más económicos y competentes que en cualquier sitio y merece la pena subir a la tienda que hay en Sant Juliá de Lloria que todo el mundo furgonetero conoce. Además, llenar el depósito de gasolina es bastante más barato, una media de treinta céntimos el litro en las gasolineras más reputadas.

Desde Barcelona hasta Andorra por la vía rápida del túnel del Cadí, en dos horas de recorrido, está completado el trayecto de casi 200 kilómetros de distancia. Luego ya como hay muchas alternativas en el mismo país o en los límites fronterizos de Cataluña y Francia, es cuestión de gustos.

Aquí un enlace sobre algunas sugerencias sobre Andorra:

Andorra

Algunas de las opciones para realizar en Andorra. El país de los Pirineos.


LA CERDAÑA

Una de las comarcas más sugerentes e históricas de Cataluña es la Cerdaña, que tiene como capital la población de Puigcerdá. Bien encajonada entre Francia, Andorra y las comarcas del Berguedá, el Ripollés y el Alto Urgell. Es un territorio con parajes naturales, pueblos de montaña y una gastronomía interesante. Como no, destacar el famoso “trinxat de la Cerdaña”, a base de col y patata.

Así que situada en medio de los Pirineos de Cataluña, una ubicación de este a oeste y con el río Segre fluyendo entre las poblaciones, el entorno es único, un espléndido valle entre montañas. Con estos datos es destacable la gran oferta de actividades de montaña tanto de invierno como de verano para todo tipo de familias. De alguna manera la Cerdaña está dividida en la parte baja y la parte alta, donde esta última pertenece a Francia después de un tratado antiguo, quedando desangelada y en territorio español la población de Llivia.

Como recomendaciones más importantes a nivel turístico, no cabe duda que Puigcerdà, Llivia y Bellver de la Cerdaña son las poblaciones más tradicionales por visitar y conocer. Por otra parte, siempre aparecen otras poblaciones de menos calibre con nombres más bien cortos por las diferentes partes de la Cerdaña que tienen encanto propio. Por ejemplo, Lles, Riu, Das, Alp o Ger.

En todo caso, debido a que conocemos la gran mayoría de lugares citados, el plan para la tarde y para pernoctar, pasa por parar en la población de Martinet y posteriormente, para la pernocta, subir al refugio de Malniu.

 

En Martinet, hay que decir que ostenta un lugar para auto-caravanas con lavabos, duchas, electricidad, vaciado de aguas y está en una ubicación inmejorable, al lado del río y de la zona deportiva donde también hay una piscina y campo de fútbol. Es desde aquí, donde empieza la ruta denominada como: “ruta de la nutria“. Una camino sencillo prácticamente llano y en paralelo al río Segre con accesos al mismo río y con carteles informativos sobre la vida de las nutrias. El camino tiene más o menos cuatro kilómetros en total la ida y la vuelta. Finaliza en un mirador que no es el mejor del mundo pero es un sendero bastante entretenido en términos generales.

Después de toda la aventura, ponemos camino del refugio de Malniu, para dormir en un entorno espectacular a 2.138 metros de altura. La última población antes de subir montaña arriba es Meranges, y es desde este punto donde empieza una pista forestal de diez kilómetros en bastante buen estado de conservación exceptuando algunos baches. El último tramo de un par de kilómetros está sin asfaltar pero no tiene demasiada dificultad. Obviamente todo el camino ofrece unos paisajes soberbios de todo el entorno.

El único pero que podemos apuntar es que el refugio es de pago, incluido aparcar o pernoctar. Aunque merece la pena porque sirven comidas, hay lavabos, una ducha y toda una serie de rutas de senderismo para alcanzar lagos o picos importantes como el mismo Puigpedrós, que ronda los 3.000 metros de altura. En el mismo recinto hay un lago pequeño y siempre hay pastando vacas. Gente para arriba y para abajo con tiendas de campaña para acampar o simplemente para realizar caminatas a pie. El estreno de la furgoneta es a lo grande.


FRANCIA

CAPCIR

El Capcir es una comarca del estado de Francia que formó parte de Cataluña y de la misma Cerdaña antes del tratado de los Pirineos. Está situada en el departamento de los Pirineos Orientales y de la región de Occitania cuya capital es Formigueres.

Adentrarse en las carreteras y pueblos franceses del sur del país galo es siempre puro placer. En este caso el destino principal es el municipio de Les Angles, que alberga una estación de esquí y el lago de Matemale. Este espacio de agua está convertido en un lugar ideal para disfrutar en familia de todo tipo de actividades acuáticas y recreativas. Hay numerosos sitios para los más pequeños y más grandes para pasar una jornada estupenda como inflables, paseos a caballo o hasta un bosque vertical. Incluso hay sitio para las furgonetas a la buena sombra y el ambiente es excelente. En Francia está todo muy bien preparado y que decir del paisaje de montaña en todo alrededor.

Antes del momento de playa en la montaña, como reza el cartel del lago, visitamos el parque Animalier de Les Angles. Con el calor sofocante, el recorrido largo de casi cinco kilómetros es pesado y aburrido porque los animales más depredadores están escondidos. Únicamente observamos toda clase de ciervos y cabras, por suerte los dos osos están a pleno sol. En definitiva no tenemos suerte con la visita y es evidente que todo el personal está agotado y un poco decepcionado.

Los otros espacios que pueden ser interesantes en un recorrido por esta comarca son estos, algunos mejor en hasta en invierno como pueden ser los baños:

  • Baños de Dorres
  • Cueva de Fontrabiosa
  • Horno solar de Mont-Louis y la fortificación Vauban
  • Museo de Cerdaña
  • Baños de LLo

CONFLENT

La siguiente comarca en interés es el Conflent. Es una región más grande que el Capcir, con más municipios y la capital es Prades. Adentrarse en el Conflent es bajar desnivel por una carretera magnífica que va pasando por pequeñas poblaciones y espacios de interés turístico, como son las gorges de Carança o los baños de Saint-Thomas, todo bien señalado en la vía.

Una alternativa al vehículo es utilizar el tren amarillo (groc o jaune), que une las poblaciones de Latour de Caroul y Villefranche de Conflent en un excepcional recorrido que tiene paradas en diferentes estaciones. No tiene quizás los mejores horarios y hay que invertir prácticamente un día entero en el recorrido. Varias veces cruzamos con el mismo coche por pasos a nivel con el dichoso trenecito.

Seguramente el pueblo más bonito es Villefranche de Conflent, de tipo fortificado y con el fuerte Liberia donimando la altura y la villa medieval. Muy interesante la parada, aunque ya la conocemos de otra visita. Por estas latitudes y por la D116, aparecen la cueva des Grandes Canalettes y las poblaciones de Corneilla de Conflent, Vernet les Bains y Casteil, que tiene el acceso a la abadía de San Martín del Canigó.

Seguimos la marcha hacia el mar Mediterráneo, parando en Prades para recoger provisiones ya en las inmediaciones del pico por antonomasia, el Canigó. Muy cerca podemos encontrar la abadía de San Miguel de Cuixa. En este caso paramos en la población de Eus, que está calificado con la marca de los pueblos más bellos de Francia. Junto con Evol y Mosset que están por los aledaños, merece una breve parada.

Finalmente el otro lugar de reconocido interés son las Orgues d’ Ille sur Tet, en la población del mismo nombre y que son unas agradecidas formaciones de arena, un verdadero paraje natural de visita obligada. Para la pernocta optamos por llegar hasta los pequeños lagos de Millas, justo al lado de la carretera N116 y ya bastante cerca de Perpignan. Estamos hablando de unos pequeños lagos con zona de pic-nic, patos y donde la gente pasa la tarde de manera relajada en familia en un sitio agradable. Es un “furgoperfecto” para la pernocta que está indicado en las mejores páginas de Internet.


El regreso a la misma Barcelona es ya prácticamente por vía rápida y básicamente es muy fácil. Hay tantos posibles itinerarios para pasar la jornada de domingo que tenemos dudas, pero con el calor de verano elegimos la opción de ir a la playa. En este caso la Costa Brava es un destino que cumple siempre con las expectativas, así que decidimos alcanzar la bahía de s’Agaró muy cerca de Playa de Aro y adentrarnos en la cala de Sa Conca. En este caso el acceso por esta parte hay que pasar un barrera y pedir permiso o tener algún contacto, en caso contrario, parece ser que hay acceso libre desde ya Playa de Aro.

Gran estreno furgonetero con novatadas propias de la primera salida en este tipo de vehículo pero en general con ganas de más. La aventura sigue.