ALPBACH Y RATTENBERG

El día empieza de nuevo en la región del Tirol y vamos a visitar dos típicos pueblos tiroleses como son Alpbach y Rattenberg.

Alpbach es un lugar ideal para hacer senderismo en verano y esquí en invierno. La tónica de Austria en zonas de montaña recuerda a Suiza, hay un elevador que abre paso hacia las cumbres en prácticamente cada pueblo. Es imposible abarcar todo y mucho menos en tan pocos días de recorrido.

De este primer pueblo tampoco hay que esperar demasiado en cuanto a fuera del turismo de deporte, es una localidad pequeña con casas de madera con adornos, balcones con flores que en verano emergen por todas partes y tejados empinados. Un lugar con cierto encanto y las construcciones por ley deben seguir la tradición tan original del Tirol. Curiosamente observamos una casa en obras y es igual al resto, únicamente la madera huele aún a recién cortada y el color aún es virgen.

Por desgracia el cielo está muy encapotado y las montañas apenas hacen acto de presencia, pero está claro que a pesar del poco ambiente en general, Alpbach tiene vida y es un pueblo de verdad típico del Tirol.

A escasos minutos en coche aparecemos en Rattenberg, ya mucho más animado. Como dato técnico, es el pueblo más pequeño del Tirol en cuanto a extensión y está ubicado a orillas del río Inn. La industria del vidrio es tradicional en este bonito pueblo y en la calle principal hay todo tipo de tiendas donde el cristal es el protagonista.

En cuanto a la visita, que es más bien corta, no debe faltar la calle principal, una mirada al río y quizás subir al castillo. Interesante en general por estar en el itinerario, pero tampoco es algo imprescindible.


SALZSBURGO

El objetivo principal del día es la ciudad de Salzsburgo. Dedicaremos el tiempo necesario hasta quedar saciados en la ciudad de nacimiento del mismo Mozart. El centro histórico es magnífico y protegido por la UNESCO, una delicia para el viajero. La cuarta ciudad de Austria ya no forma parte de la región del Tirol.

Aparcar en el centro de Salzsburgo no es tarea sencilla, en caso de disponer de un vehículo tipo autocaravana, las opciones son muy reducidas. Por desgracia, hasta tenemos una receta de 25 € por aparcar en una zona residencial donde no pagamos religiosamente. Esta zona está por detrás de la montaña Monchsberg, después de pasar un túnel en Siegmundstor, en una barriada muy tranquila. Los aparcamientos privados normalmente están a rebosar de vehículos y hay que hacer cola para entrar o simplemente no hay plazas. Además el factor del gálibo es importante y normalmente no supera los dos metros en estas grandes ciudades.

Una visita a la gran Salzsburgo es cómoda, quizás compartida con alguna escapada cercana típica, es posible afrontar todo en muy pocos días y es un regalo excelente. Nuestra ruta por la ciudad durante unas largas horas, en este caso prácticamente a oscuras por el mal tiempo…

MIRADOR DEL MONCHSBERG

El Monchseberg, la montaña de Salzburgo es un mirador de excepción al casco antiguo. De todas formas, no es la única colina de la ciudad, hay más puntos panorámicos. La manera más rápida de acceder es a través de un ascensor que hay en la entrada al Museum der Moderne, en la calle Gstattengasse. Hay que pagar cuatro euros por subir y bajar a los simpáticos vendedores que hay en la taquilla. Aquí vamos a disponer de una de las mejores fotografías del viaje y que es imposible olvidar. Es posible también acceder a la montaña por varios senderos desde el puente Mullner Steg y llegar así hasta el exterior del museo y contemplar la gran panorámica.

RÍO SALZACH

El río Salzach en el paso por Salzsburgo, obliga a disponer de diversos puentes. El puente Marko Feingold Steg proporciona unas vistas muy bonitas del casco antiguo. Además, es el lugar para dejar esos candados de amor en un punto de unión de la parte vieja y la parte nueva de la ciudad.

El otro puente que no puede pasar desapercibido es el Mozart Steg, otro puente peatonal. En la entrada al puente por el casco viejo, en la avenida Rudolfskai, hay una caseta que ahora mismo es una cafetería, que tenía supuestamente función de barrera de peaje por el simple hecho de cruzar el puente hace ya ciertos años. En la actualidad los precios son un poco elevados por un café.

GETREIDEGASSE

La calle por excelencia. Centro principal del propio casco viejo en el sitio más comercial de toda la ciudad. En el mismo número 9 de Getreidegasse, nació el célebre Mozart, el niño prodigio. Hoy la casa es un museo.

Los letretros de los gremios son también pura atracción, sobresaliendo de las fachadas, incluso las firmas más modernas utilizan estos ornamentos. La calle tiene pasajes para cruzar de una calle a otra donde normalmente hay tiendas o bares.

Cruza la ciudad de este a oeste o viceversa, y sin duda alguna, es necesario recorrerla varias veces para registrar todos los detalles. Muy recomendable pasear para arriba y abajo durante rato.

PLAZAS DE SALZSBURGO

La ciudad tiene una serie de plazas que son obligadas a visitar. En Alter Markt es donde encontramos el mismo café Tomaselli (1705), el más antiguo y famoso de Salzburgo. El mismo Mozart frecuentaba para degustar los mejores platos y bebidas e incluso para jugar al billar. No parece precisamente barato tomar cualquier cosa. La figura de Mozart está presente en la ciudad en todos los aspectos, es un reclamo. La farmacia más antigua de la ciudad, prohibido fotos en el interior, también tiene presencia en esta agradable plaza rodeada de bonitos edificios de tipo barroco.

Residenzplatz es la siguiente en el camino. Una exuberante plaza con una gran fuente y la más grande de la ciudad. Al lado también hace acto de presencia la plaza Mozartplatz, como no podía ser de otra manera. Aquí podemos observar la estatua del mismo Mozart. Omnipresente.

Domplatz hace referencia a la catedral de Salzburgo. Toda esta parte es el centro principal de la ciudad y es el llamado barrio de la catedral, Domquartier. Hay una entrada conjunta para ver museos del recinto histórico pero que descartamos por completo.

La última y posiblemente más entretenida es Kapitelplatz. Tenemos con total seguridad grandes vistas de la fortaleza de Hohensalzburg.

Desde una callejuela (Festungsgasse) que parte de la plaza, aparece la estación del cremallera hacia las alturas. Además la plaza es característica por diferentes puestos de artesanía y comida, junto con una tablero de ajedrez con piezas gigantes y una esfera dorada con la figura de un hombre encima. Cuanto menos curioso.

En esta misma zona hay dos sitios recomendables que pueden ser interesantes para finalizar la más que completa visita, el cuidado cementerio de San Pedro y la panadería (Stiftsbackerei), la más antigua de la ciudad, situada al lado de un molino. Están justo al lado de Festungsgasse, con entrada por una pequeña puerta, aunque también es posible acceder por detrás desde Domplatz, es un entramado de calles y plazas.

OTRAS OPCIONES

Obviamente en un día es imposible abarcar todos los lugares de una gran ciudad como Salzsburgo, creo que de alguna forma es la ciudad más bonita de Austria, por encima de la capital, Viena. En unas horas es todavía mas difícil ver Salzsburgo al completo, pero es por lo menos agradable tener una buena toma de contacto y quién sabe en un futuro si volveremos por estos lugares y seguir admirando toda la oferta que ofrece.

Todo turista sigue la visita por el palacio y jardines de Mirabell, el palacio de Hellbrunn y muchas alternativas más que para nuestros gustos viajeros, van poco a poco quedando descartados. La experiencia viajera y las necesidades van cambiando de acuerdo a muchos factores.

Camino del vehículo, paseamos por los alrededores de la calle Hofstallgasse, es aquí donde está la gran sala de los festivales de la ciudad, que en efecto, tiene una gran cantidad de eventos culturales al año.


HALLSTATT

De alguna manera vamos a acercarnos a la parte principal de Salzkammergut, aún es pronto y disponemos de horas de sol. Es un distrito montañoso de esta parte de Austria en las proximidades o área de influencia de Salzsburgo. El propósito principal para acabar el día es dormir en las cercanías de Hallstaat, el pueblo más bonito a orillas de un lago como había leído en numerosas ocasiones. El lago es el Hallstatter see.

A pesar de la lluvia de nuevo persistente, vamos atravesando pueblos y muchos letreros de lagos, y es que es una región donde abundan los lagos con cientos de actividades a realizar. Me pregunto si Austria es más bonita que Suiza por momentos, son tan parecidas.

Para dormir, decidimos parar en Obertraun, un pueblo a menos de cinco minutos en coche de Hallstaat y a orillas también del algo. Tiene como principal factor turístico la montaña de Dachstein. Aquí hay varios teleféricos para ascender, cueva de hielo, miradores, glaciares… un infinito de actividades, y es que estamos invadidos de montañas cercanas a los 3.000 metros de altitud. Pero es imposible englobar todo en un viaje y hay que seleccionar, por desgracia. Aquí información sobre la zona: DACHSTEIN

El sitio de pernocta es una simple área de descanso y encima de pago al lado del mismo lago, menos mal. Hay servicio de lavabos y una máquina para pagar. Hay que dejar dinero por todo, una verdadera lástima la poca predisposición de algunos ayuntamientos para facilitar la vida a los que viajan en vehículo tipo casa. Coincidimos con varios vecinos de Bélgica, Portugal y de la República Checa en una noche con lluvia y muy agradable. Es curioso ver algunos vehículos que son brutales con que la gente viaja. Bravo.